Lluvia de estrellas y S. Subbéticas

Hoy hablaremos de la lluvia de estrellas, actividad que podemos realizar en el PN. de las S.Subbéticas.

Cuando caminamos a veces vamos fijándonos en los coches, en los escaparates, en nuestros propios pies, en no chocarnos con los de enfrente; pero en nuestra rutina diaria nos paramos pocas veces para poder observar la bóveda oscura que hay sobre nuestras cabezas.

¿Las estrellas se mueven?¿Cómo puedo diferenciar un planeta de una estrella? ¿Y de un satélite? ¿¿El cielo se mueve??

En verano resulta que con el calor del día y el refrescar de la noche apetece salir a ver más las estrellas; por ejemplo en agosto las perseidas atraen cada vez a más curiosos que quieren comprobar qué es una lluvia de estrellas. Pero ¿y si os dijéramos que hay más?

lluvia de estrellas y S.Subbéticas

¿Os habéis fijado alguna vez en el cielo estrellado?

Casi cada mes hay lluvia de estrellas, lo que ocurre es que el cielo de verano está más despejado. Y a su vez nuestras ganas de pasar un rato al fresco son mayores; pero curiosamente tampoco son las más llamativas ya que su recorrido es corto y muy fugaz.

Y ¿Dónde podríamos ir a ver la lluvia de estrellas? pues no es tan fácil como salir fuera y mirar al cielo, tenemos un pequeño problema llamado “contaminación lumínica”; que hace que lugares cercanos a las urbes como Cabra, o Zuheros, dificulten mucho la observación. Tendremos que buscar lugares diáfanos (da igual si en alto o en bajo) pero que alrededor no haya ninguna o muy poca luz; encontraremos muchos puntos donde poder observar la lluvia de estrellas dentro de nuestro PN. de las S.Subbéticas. Y por supuesto estar al tanto de si será una noche nublada, o si la luna está llena; ya que en esta fase ilumina más y complica nuestra observación.

A la hora de observar el cielo, lo más recomendable es llevarse algo para estar cómodo, una manta para el suelo, sillas, etc. Y así aprovechar para mirar al cielo directamente, olvidando el horizonte donde aún se ven las copas de los árboles; así tendremos más extensión bajo nuestra mirada, o sobre…

Por último, lo más importante a la hora de ir a ver una lluvia de estrellas es la paciencia. Y es que aunque nos gustaría, y a veces pase, no nos vamos a tumbar y en seguida saldrán las estrellas pueden tardar en dejar verse, y cuando lo hacen puede ser que nosotros estuviéramos mirando hacia otro lado; así que con calma y dedicación podremos conseguir ver este espectáculo que nos ofrece el universo de cuando en cuando.